Seleccionar página

Estrés, alcohol y tabaco, y relaciones personales: gestionarlos para ganar calidad de vida

17 Ago, 2021 | Blog, Medicina Antiaging, Recomendaciones FEMM

Inicio » Blog » Estrés, alcohol y tabaco, y relaciones personales: gestionarlos para ganar calidad de vida

La unidad de Medicina del Estilo de Vida nos proporciona grandes alegrías. Cada vez contamos con más pacientes que deciden apostar por un estilo de vida más saludable, ayudando así a mantener su salud a lo largo de los años.

Sueño, alimentación, sedentarismo estrés, tabaco y alcohol y relaciones personales son los seis pilares sobre los que trabaja la Dra. Ana Neves cuando inicia un tratamiento en esta unidad.

En este post te contábamos a cómo se aborda la gestión del sueño, hábitos alimenticios y actividad física. Hoy te hablaremos de los tres pilares restantes: estrés, sustancias tóxicas (tabaco y alcohol) y relaciones personales.

Estrés, una bomba de relojería

El estrés puede producir o incrementar la posibilidad de padecer enfermedades cardiovasculares, sobrepeso, tensión alta, neoplasias. Y también sumamos ansiedad y depresión.

En el caso de depresión, la Dra. Neves evaluará la necesidad de introducir un fármaco, según el grado de sintomatología y repercusión en la calidad de vida del paciente.

Por eso es tan importante el diagnóstico personalizado que realizamos en esta unidad de Medicina del Estilo de Vida: si la depresión se manifiesta con ideas suicidas, delirios o una pérdida importante de funcionalidad, la Dra. Neves remitirá al especialista.

Para manejar el estrés es útil enfocarnos en la atención plena, en el presente. Por eso, algunas de las herramientas para tratarlo podrían ser el mindfulness, las técnicas de respiración, la meditación o el yoga.

Aprender a identificar cuándo sufrimos estrés nos ayudará a controlarlo

A la hora de aprender a manejar el estrés hay un factor importante que corre de nuestra parte: identificar los síntomas. A veces podemos pensar que las palpitaciones, los dolores torácicos, la falta de aire (disnea), los temblores o las taquicardias significan un problema orgánico o físico, y no lo asociamos al estrés.

Después de ser sometido a una valoración clínica y descartadas patologías orgánicas cardiovasculares, pulmonares o de otra etiología anatómico, la ansiedad deberá ser considerada como factor causal de dichos síntomas.

Si sabemos que el estrés puede generar esos síntomas, nos libramos del pensamiento de que nos pasa algo en el corazón. Eso permite al paciente estar más atento a las señales que le manda su cuerpo y centrarse en las técnicas que le ayuden a controlarlo” nos indica la Dra. Neves.

Controlar el abuso de sustancias tóxicas: alcohol y tabaco

¿Sabías que de estos seis pilares los más difíciles de tratar hoy en día son el estrés y el abuso de tabaco y alcohol?

Hablamos de abuso en el caso del alcohol, pues el tabaco debemos erradicarlo completamente. Y el alcohol, moderarlo en la mayor medida posible; aunque no suele ser percibido como un problema importante porque está muy aceptado socialmente, genera enfermedades realmente graves.

Podemos utilizar determinadas soluciones para cambiar la rutina del fumador. Estas varían en función del grado de dependencia, pues recordemos que es física y psicológica. Ambos aspectos los aborda la Dra. Neves en esta unidad.

En la parte psicológica podemos identificar pequeños cambios que, aun siendo pequeños, surten efecto. Por ejemplo, en lugar de salir a fumar en los ratos libres a unos metros de tu lugar de trabajo nos propondremos salir a dos manzanas de distancia.

Para establecer estas pautas es necesario hablar con tiempo con cada paciente para observar, a partir de cada conversación, los puntos clave que le ayudarían a cambiar su rutina. Como nos cuenta la Dra. Neves, “el paciente es el mayor conocedor de su salud y el médico debe usar su experiencia profesional para cambiar sus hábitos con perspicacia”.

Relaciones interpersonales, la clave que marca la diferencia

Dentro de todos los pilares, este es el que más marca la diferencia en la vida de las personas. Es un pilar transversal que la Dra. Neves identificará a partir de conversaciones relativas a cualquiera de los otros pilares.

Algo fundamental a la hora de poner en marcha cambios en nuestras relaciones es poder identificar a las personas en que podemos confiar: si tenemos un problema grande ¿a quién llamamos? Y reflexionar también a la inversa. ¿Quién me llama cuando tiene un problema?

Se ayuda a las personas a identificar cuáles son sus principales conexiones interpersonales y si hay algún problema en ellas. Únicamente el hecho de que el paciente sea consciente de que existe un problema puede marcar el inicio del camino hacia un cambio para una relación más saludables.” añade la doctora.

Otra herramienta es encontrar a gente con la que compartamos gustos y aficiones, buscando espacios donde podamos conectar. Esto es especialmente útil para aquellas personas a las que les cuesta tener la iniciativa a la hora de mantener el contacto.

También se nos puede recomendar terapia de pareja o individual. Esto significa que la Dra. Neves nos derivaría a un psicólogo como tratamiento complementario.

Los factores genéticos también intervienen en el desarrollo de determinadas enfermedades

Evidentemente, en el desarrollo de enfermedades según avanza nuestra edad también influyen factores genéticos, que podemos conocer en el momento en el que decides ponerte en manos de la, responsable de la unidad de Medicina del Estilo de Vida.

Ahora que conoces mejor cómo podemos acompañarte desde FEMM hacia un estilo de vida más saludable, te animamos a que te atrevas a dar el paso. Afortunadamente, ¡es posible cambiar nuestros hábitos!

Pide cita en el 915756475, por WhatsApp o a través de nuestro formulario