Seleccionar página

Combatir la celulitis

27 May, 2015 | Medicina estética

Inicio » Blog » Medicina estética » Combatir la celulitis
piernas bonitas sin celulitis

En FEMM te ofrecemos soluciones para combatir la celulitis

Casi el 98% de las mujeres después de la pubertad sufren algún grado de celulitis, por lo que se trata de un problema muy frecuente. Consiste en la acumulación de tejido adiposo formando nódulos en determinadas zonas del cuerpo, preferentemente piernas y glúteos. Aparte del componente hormonal, también influye en su desarrollo factores como la retención de líquidos,  la mala alimentación o el sedentarismo.

En FEMM te ofrecemos soluciones para poder combatir este problema. Lo ideal es hacer un tratamiento combinado de todos ellos para obtener mayores y más duraderos resultados. Aparte de los tratamientos que ofrecemos, estos deben complementarse con una dieta variada y equilibrada y con una actividad física acorde con nuestra edad.

Si nuestro problema es esa celulitis que aparece en piernas, glúteos, abdomen, etc., en FEMM te ofrecemos un tratamiento combinado para poder combatir la tan temida “piel de naranja”. La técnica principal es la mesoterapia. Consiste en la infiltración de medicamentos homeopáticos en las zonas a tratar, que principalmente serán abdomen, muslos y glúteos. Estos medicamentos lo que van a hacer es ir reduciendo progresivamente de volumen los nódulos grasos hasta hacerlos desaparecer, pues se eliminan a través del sistema linfático. Aparte de este efecto sobre la grasa, también se pueden combinar con sustancias con efecto reafirmante o circulatorio.

Una vez realizada la sesión de mesoterapia, el siguiente tratamiento  a realizar sería el de la cavitación, técnica totalmente indolora, que consiste en la aplicación de una onda ultrasónica para disminuir el acúmulo graso, que se elimina también a través del sistema linfático y orina.

Una vez finalizada la sesión de cavitación, se hace la sesión la radiofrecuencia. Esta técnica consiste en la aplicación de energía sobre la piel para producir un calentamiento profundo y controlado, y de este modo conseguir, por un lado que se forme nuevo colágeno para dar mayor firmeza al tejido, un drenaje linfático para eliminar líquidos y toxinas, y por otro, mejorar la circulación cutánea.

Y, por último, se realiza la sesión de presoterapia, cuyo fin va a ser también el de facilitar la eliminación de líquidos y toxinas y mejorar la circulación sanguínea. De este modo, en aproximadamente dos horas tendremos nuestra sesión realizada , pudiendo reincorporarnos posteriormente a nuestra vida social y laboral. La frecuencia de las sesiones es semanal, y respecto a la duración del tratamiento, lo recomendado sería un mínimo de seis sesiones, aunque será la opinión de nuestras especialistaa la que nos indique el número de sesiones a realizar.

Si lo que nos preocupa es la acumulación de grasa en zonas muy localizadas, la solución va a ser la infiltración de una sustancia “quemagrasas” llamada desoxicolato de calcio, el Aqualyx. Se emplea principalmente en abdomen, caderas, muslos, rodillas y papada. Mediante una técnica llamada intralipoterapia, vamos a infiltrar esta sustancia directamente en el tejido adiposo para eliminar la grasa a través del sistema linfático. Tras la infiltración de Aqualyx, el siguiente tratamiento que debemos realizar es la cavitación, para así favorecer aún más la eliminación de la grasa localizada. El número de sesiones para conseguir unos resultados satisfactorios va a depender de la recomendación de nuestro especialista y de cada paciente, pero normalmente hacen falta un mínimo de 3-4 sesiones con una frecuencia mensual.

Aparte de los tratamientos que ofrecemos, estos deben complementarse con una dieta variada y equilibrada y con una actividad física acorde con nuestra edad.

Pide cita en el 91 575 64 75, por WhatsApp o a través de nuestro formulario