Seleccionar página

Rinoplastia abierta · Caso 40

3 Ago, 2020 | Rinoplastia

Inicio » Casos clínicos » Rinoplastia » Rinoplastia abierta · Caso 40

Rinoplastia abierta · Caso 40 - Fotografía 1

Rinoplastia abierta · Caso 40 - Fotografía 2

Rinoplastia abierta · Caso 40 - Fotografía 3

Rinoplastia abierta · Caso 40 - Fotografía 4

Rinoplastia abierta · Caso 40 - Fotografía 5

Fotografías antes y después de una cirugía de rinoplastia realizada a una paciente. Podemos observar en la vista frontal que la nariz de nuestra paciente está desviada y esto dificulta la respiración. Lo primero que debemos realizar es una septoplastia que enderece el cartílago cuadrangular que separa un orificio nasal del contralateral. En la vista inferior o basal se aprecia que este cartílago asoma y obstruye parcialmente uno de los orificios nasales (narinas). Nuestro objetivo estético es hacer que la nariz resalte menos en el conjunto de la cara y procedemos a reducir tanto el tamaño global como la proyección de la punta. Eliminamos el caballete del dorso ayudados de Rinoplastia ultrasónica para conseguir una suave curva, casi imperceptible, que aporta naturalidad al resultado. Por último, configuramos la punta nasal trabajando los cartílagos alares, corrigiendo la columela colgante que hace que se vean demasiado los orificios nasales desde el perfil. Esta maniobra también acorta ligeramente la longitud nasal. La sutura y trabajo sobre las cúpulas o domos de los cartílagos alares hacen que la configuración de la punta sea más triangular y menos bulbosa, como vemos en la vista o proyección desde abajo. En la válvula nasal interna colocamos injertos espaciadores (Spreader Grafts) tomados del cartílago cuadrangular torcido, con lo que mejoramos la respiración.

Pide cita en el 915756475, por WhatsApp o a través de nuestro formulario