FEMM Cirugía y Medicina Estética
Lupa
WhatsApp
91 575 64 75
91 575 64 75
Pide Cita

LLÁMANOS

91 575 64 75

/ / Cirugía de Linfedema

< Volver

Ilustración linfedema

Cirugía de Linfedema
Tratamiento descongestivo

El linfedema es un edema o hinchazón causado por la acumulación de linfa, un líquido transparente que recorre los vasos linfáticos. Aparece a raíz de una disminución en el número, función u obstrucción de esos vasos. Este hecho provoca que aumente el volumen del brazo y aparezcan molestias que se pueden convertir en consecuencias graves si no se realizan las medidas oportunas.

Puede ser congénito, pero es más frecuente que se desarrolle como consecuencia de un proceso médico o quirúrgico. Normalmente, el linfedema es progresivo e invalidante, y se caracteriza por el aumento de volumen. El tratamiento conservador y quirúrgico puede ayudar al paciente a llevar a cabo las actividades normales de su vida con menos dolor y molestias, además de una mejoría significativa del aumento de volumen de su brazo.

Técnicas y metodología · Microcirugía del linfedema

Primero hay que analizar bien el estado de tu sistema linfático. Para ello hay que realizar dos pruebas:

  • Linfoganmagrafía: se inyecta un contraste isotópico en los pliegues de los dedos y se visualiza el sistema linfático en su conjunto. Con ella valoramos la gravedad del linfedema.
  • Linfografia con verde de indocianina: se inyecta un colorante en el mismo lugar y se visualiza la morfología y la función del sistema linfático superficial. Con ella valoramos las posibilidades quirúrgicas.

Después hay que decidir el tipo de cirugía más recomendable y las necesidades de tratamientos adyuvantes: reconstrucción mamaria asociada, mejora de las cicatrices en pliegues… o cualquier otra eventualidad.

En caso de necesitar cirugía con colgajos, será necesario el análisis vascular tanto de la zona a reconstruir como de la zona donde tomemos tejido para hacer la reconstrucción.

El tratamiento quirúrgico consiste en reestructurar la función del sistema linfático, mediante diferentes técnicas:

Anastomosis linfovenosa

En las fases iniciales se puede realizar una anastomosis linfovenosa, que consiste en unir, mediante  supra-microcirugía, un vaso linfático superficial a una vena superficial.

Se trata de una operación poco dolorosa que se realiza con ingreso hospitalario de un solo día. Tras dos o tres semanas de recuperación con reposo relativo, te podrás ir incorporando poco a poco a las actividades de tu vida cotidiana.

Transferencia microquirúrgica de colgajos de ganglios linfáticos

La técnica quirúrgica para resolver el linfedema en los casos más crónicos es la transferencia microquirúrgica de colgajos de ganglios linfáticos. Mediante esta técnica se forman nuevos conductos linfáticos como vía alternativa de drenaje linfático para el miembro afectado.

Consiste en el trasplante de ganglios linfáticos de otra localización, como el mentón, la clavícula o la ingle, a la zona afectada. El postoperatorio es más lento y requiere entre cuatro o cinco días de ingreso, más entre dos y tres semanas de reposo. La actividad cotidiana se empieza a recuperar a partir de la cuarta semana.

Liposucción linfática selectiva

Cuando el linfedema está muy evolucionado y no existen posibilidades de restaurar el sistema linfático se realiza la liposucción linfática selectiva: Se realiza la eliminación del edema residual y sobre todo de la grasa subcutánea mediante un lipoaspirador con una técnica específica de aspiración que no comprometa  los linfáticos superficiales que resten.

Precisarás de dos días de ingreso hospitalario. En el postoperatorio es importante que lleves las medias de compresión. Necesitarás tres semanas para incorporarte a tu actividad habitual.

Compartir:

Cirugía de Linfedema · Ficha Técnica

Procedimiento: Diferente en función del estadio de la enfermedad.
Duración de la intervención
: Más de 3 horas.
Dónde operamos
: Hospital Nisa Pardo de Aravaca (Madrid).
Tipo de anestesia
: Anestesia general.
Hospitalización
: Ingreso mínimo una noche.
Recuperación laboral y social
: Entre 1 y 4 semanas.
Recuperación definitiva
: 6-12 meses.
Precio orientativo
: Personalizado.
Financiación: Disponible.
Precio primera cita: 100€ (se descuenta del precio final de la cirugía).
Precio cita online por Vídeo-Conferencia: 100€.
Garantía FEMM: revisiones postoperatorias en el primer año.

Ilustración brazos con edematizados

¿Por qué se edematiza el brazo?

El brazo puede edematizarse después del vaciado axilar porque los vasos y ganglios linfáticos han sido extraídos –necesariamente– y, en consecuencia, el organismo tiene una capacidad menor para combatir una infección en la extremidad superior correspondiente.

Tras la extirpación de los ganglios linfáticos, hay que tomar todas las precauciones posibles, porque podrían producirse infecciones graves y podría iniciarse un edema (hinchazón de la extremidad).

El linfedema no se da solamente en brazos; puede aparecer en otras zonas, como las piernas o los genitales.

 

Cirugía de Linfedema · Quizá te preguntes…

¿Cuáles son los signos de alarma?

Los principales síntomas del linfedema son:

  1. Sensación de pesadez del brazo (normalmente, pero puede ser cualquier miembro).
  2. Hinchazón visible y que perdura.
  3. Cambios en la elasticidad de la piel.
  4. Sensación de picazón o quemazón.

Al principio, el edema es blando, y se recupera con el reposo y manteniendo el brazo en alto. Poco a poco se convierte en un edema duro que provoca una sensación de pesadez y, en ocasiones, de dolor. La piel pierde elasticidad y su brillo natural.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo?


  1. Cirugías agresivas o intervenciones oncológicas con extirpación de más de 10 ganglios linfáticos.
  2. Radioterapia o braquiterapia añadida a una operación.
  3. Cicatrices retráctiles en ingle o axila.
  4. Índice de masa corporal elevado.

¿Por qué la opción privada en esta cirugía?

Si bien la cirugía de linfedema está incluida dentro del catálogo de prestaciones de la Seguridad Social y de la mayoría de seguros, en ocasiones los pacientes, por evitar largas listas de espera, o por confianza en su cirujano plástico privado por otras intervenciones, puedes querer acudir a servicios privados. Los doctores especialistas en cirugía plástica, estética y reparadora son los que, por su cualificada formación, poseen los recursos técnicos, procedimentales, quirúrgicos y estéticos más adecuados para realizar una operación de linfedema.

¿Qué porcentaje de población presenta linfedema?

Cerca de un millón de personas en España padece linfedema y se calcula que cada año, sólo en linfedemas secundarios asociados a intervenciones de cáncer de mama, 3.000 mujeres los desarrollan cada año.

Una de cada ocho mujeres padecerá cáncer de mama; y cerca del 20% de ellas desarrollarán linfedema, al margen de que su tratamiento incluya o no la extirpación de los ganglios linfáticos.

¿Cómo prevenir el edema tras un vaciado axilar?

  • Evita las extracciones de sangre, salvo que sea imprescincible.
  • No te tomes la presión arterial en ese brazo. Ni sesiones de acupuntura, ni vacunas o parches.
  • No realizar linfografías ni otras exploraciones vasculares.
  • Sé muy cuidadosa en la manicura y al cortarte las uñas. Y evita depilarte.
  • Usa guantes o manoplas para evitar accidentes en determinadas tareas (limpiar pescado, lavar objetos, trabajos de jardinería, costura, bricolaje…).
  • Evita picaduras de insectos; y si ya te han picado, evita rascarte.
  • No realices esfuerzos que supongan sobrecarga excesiva del brazo.
  • Evita el exceso de temperatura en el brazo (agua muy caliente, estufas, esterillas eléctricas, infrarrojos, radiación solar, rayos UVA, sauna…).
  • Evita las prendas que opriman el antebrazo o el brazo. Tampoco uses anillos, pulseras, reloj…
  • Evita los masajes bruscos y fuertes. Aplícate cremas hidratantes suaves.
  • Hay que llevar una vida lo más normal posible.
  • Haz gimnasia específica todos los días, para mantener una buena movilidad y un buen drenaje del brazo, combinada con otros ejercicios (nadar, hacer yoga, pasear, bailar…) para mantener un buen estado físico y psíquico.
  • Siempre que aparezcan signos de edema o hinchazón, debes acudir a tu médico.

¿Cuáles son las ventajas de acudir a una unidad integral especializada?

El linfedema es una patología que asocia otros problemas, como son las infecciones de repetición, el sobrepeso y la sensación de no sentirse bien con la deformidad, lo que puede llevar a cuadros como la depresión. El tratamiento con especialistas en endocrinología y nutrición, en medicina interna y en psicología abordará el problema de manera global.

¿Podemos prevenir el linfedema?

No se conoce porqué unos pacientes lo desarrollan y otros no. Se desconocen las causas del linfedema, aunque se sabe que hay un factor genético y que la obesidad favorece su aparición. Además, es más frecuente en las pacientes que reciben radioterapia, pero tampoco sabemos a qué se debe esta asociación.

Ante la aparición de los síntomas, debes acudir a un especialista en cirugía plástica para que valore el caso. Cuanto más precoz es la consulta, mejores son los resultados. Por este motivo, la prevención de la aparición del linfedema se debe realizar en todas las pacientes a las que se ha realizado una intervención de su tumor con extirpación de ganglios linfáticos.

La prevención se basa en el tratamiento de fisioterapia con drenaje linfático, vendaje compresivo especial y medias de compresión (presoterapia).

¿Cuál es la diferencia entre linfedema primario y secundario?

El linfedema primario es de aparición espontánea o a partir de un desencadenante, por falta congénita de tejido linfático o anormalidad en el desarrollo del mismo; pudiendo ser hereditario.

El linfedema secundario está causado por la obstrucción o interrupción del sistema linfático, tras una mastectomía en las mujeres, una prostatectomía en los hombres, o por un traumatismo.

Ilustración de inchazón en el pie

Compartir:

 

Una cirugía de linfedema · Mejor en FEMM

Para nosotros, lo fundamental tras tu operación de linfedema es conseguir tu máxima satisfacción con una técnica segura, por lo que siempre deberá ser realizada por un cirujano reparador cualificado.

Nuestro principal consejo es que, en las citas diagnósticas preoperatorias, nos preguntes todo aquello que dudes sobre la cirugía de linfedema. Es importante que nos comuniques cuáles son tus expectativas, para que podamos explicarte si pueden cumplirse o si hay alguna limitación. Te explicaremos qué resultados pueden obtenerse y qué técnica quirúrgica es la más adecuada en tu caso. De forma personalizada te explicaremos las técnicas y el tipo de anestesia que se empleará, y en qué hospital se realizará tu cirugía de linfedema. Asimismo, te informaremos sobre el precio, las diferentes formas de pago y las posibilidades de financiación.

Ilustración del sistema vascular circulatorio

Cirugía de linfedema como tratamiento multidisciplinar

Debes acudir a un centro especializado si detectas alguno de los factores de riesgo para tener bien estudiado el sistema linfático; o cuando aparezcan los signos centinelas.

En FEMM te ofrecemos la posibilidad de ser atendido de manera integral por un grupo de profesionales que, desde un abordaje multidisciplinar, responderán a tus necesidades específicas.

El diagnóstico precoz, el seguimiento óptimo y una adecuada educación en hábitos saludables son de enorme importancia para el tratamiento del linfedema.

 

Compartir:

 

© FEMM Cirugía y Medicina Estética – Registro Sanitario: CS-9538

© PREMIUM MEDICAL S.L. C.I.F.: B-85434447 - Calle Velázquez 22-1º dcha. 28001 Madrid

www.femmcirugiaestetica.com91 575 64 75 - info@femmcirugiaestetica.com


PRIVACIDAD | AVISO LEGAL | COOKIES | MAPA WEB | CONTACTO

Suscríbete a nuestra newsletter