Seleccionar página

Labioplastia – Ninfoplastia

Reparación de los labios genitales

Inicio » Cirugía Íntima » Labioplastia – Ninfoplastia

¿Qué es una labioplastia?

La labioplastia o ninfectomía vulvar es la cirugía que involucra la parte externa de la vagina para modificar el aspecto de los labios genitales, con el propósito de embellecerlos, de acuerdo a las expectativas de cada mujer.

Hoy en día ha dejado de ser un tabú hablar, tanto entre amigas como en los medios de divulgación, de las características de la zona genital femenina.

Algunas mujeres han reconocido que la exagerada longitud de los labios menores o la marcada delgadez de los mayores no es una condición a padecer y sí una situación a la que se le puede poner remedio.

¿Cuál es el objetivo de la labioplastia?

La labioplastia es una de las cirugías íntimas por excelencia. Las pacientes que la demandan pretenden:

  • Devolver a esta área la turgencia perdida con el paso de los años o como consecuencia de daños sufridos tras los partos.
  • Dar un aspecto menos infantil en el caso de que exista poco desarrollo
  • Reducir el tamaño de los labios menores y/o mayores. La hipertrofia o aumento de tamaño de los labios puede conllevar problemas estéticos y funcionales, como pueden ser la dificultad en la higiene, problemas en las relaciones sexuales o irritación debido al roce con la ropa íntima. Todo esto suele afectar a nuestras pacientes condicionando su vida

¿Qué tipos de labioplastia existen?

Las labioplastias pueden clasificarse bien por su finalidad, bien por la zona a tratar o bien por la técnica empleada. La ninfoplastia más común es la reducción de labios menores y/o mayores. Este tipo de cirugías se llevan a cabo a través de un láser o electrobisturí que corta la parte hipertrófica que sobra tanto de los labios mayores, como de los menores.

¿Qué es la labioplastia no quirúrgica o no ablativa?

Algunas mujeres han reconocido que la exagerada longitud de los labios menores o la marcada delgadez de los mayores no es una condición a padecer y sí una situación a la que se le puede poner remedio. De esta manera hemos diseñado un tratamiento con técnicas no quirúrgicas que combina la infiltración de ácido hialurónico en los labios mayores con la plasma exéresis (PLEXR) de los labios menores para dar solución a estos problemas tan íntimos (labioplastia no ablativa).

El ácido hialurónico es un producto ampliamente usado en medicina y probado con mucha seguridad en la medicina estética, que infiltrado en los labios mayores aporta el volumen y consistencia similares a los de una paciente joven, en mujeres que lo han perdido con el paso del tiempo o que no lo han tenido nunca.

La plasma exéresis (PLEXR) consiste en sublimar el tejido sobrante del labio menor mediante la aplicación de plasma (cuarto estado de la materia) de forma directa. También se realiza con anestesia tópica y no produce efectos secundarios, el resultado también es inmediato y continúa mejorando a lo largo de las primeras cuatro semanas.

Ambas técnicas se pueden realizar por separado o juntas en la misma sesión, dependiendo de las necesidades de cada paciente.

¡Te animamos a ver a continuación algunas fotos de resultados reales realizados por nuestros cirujanos expertos!

Labioplastia y rejuvenecimiento genital · Caso 2

Labioplastia y rejuvenecimiento genital · Caso 2

Fotografías antes y después de una cirugía plástica de Labioplastia y Rejuvenecimiento genital externo realizado a una paciente que presenta hipertrofia de labios menores. La operación de Labioplastia se practica con anestesia local con sedación, obteniendo el alta la...

leer más
Labioplastia y rejuvenecimiento genital · Caso 3

Labioplastia y rejuvenecimiento genital · Caso 3

Fotografías antes y después de una cirugía plástica de Labioplastia y Rejuvenecimiento genital externo realizado a una paciente que presenta hipertrofia de labios menores. La operación de Labioplastia se practica con anestesia local con sedación, obteniendo el alta la...

leer más
Labioplastia y rejuvenecimiento genital · Caso 1

Labioplastia y rejuvenecimiento genital · Caso 1

Fotografías antes y después de una cirugía plástica de Labioplastia y Rejuvenecimiento genital externo realizado a una paciente que presenta hipertrofia de labios menores y tamaño exagerado de la cobertura de piel sobre el clítoris. La operación de Ninfoplastia se...

leer más

Tu operación paso a paso: nuestro método

1. Cita diagnóstica
  1. ¡Bienvenido a FEMM! A tu llegada a la clínica, nuestras compañeras de atención al paciente te darán información acerca de la ley de protección de datos y firmarás el consentimiento.
  2. Pasarás a la consulta con el Dr. Aznar, que completará tu historia clínica con antecedentes personales y familiares, así como cuestiones relativas a tu estado de salud. Es importante que le digas si padeces alguna enfermedad importante; si fumas; si tomas alguna medicación; o si tienes alergia a algún medicamento o producto.  Debes preguntarle todo aquello que dudes.
  3. Se llevará a cabo una exploración física de la zona íntima. A continuación, tu cirujano te explicará la técnica más adecuada a tus necesidades y objetivos, qué tipo de anestesia se empleará y dónde se realizará tu cirugía.
  4. Habla con el doctor de casos de otros pacientes que puedan ser similares al tuyo (si es posible que te enseñe fotos). Esto es importante de cara a los resultados y las expectativas realistas que debes tener.
  5. Tras la consulta diagnóstica, nuestras coordinadoras de ginecología te informarán sobre el presupuesto, la forma de pago y las posibilidades de financiación. Asimismo, te indicarán los pasos a seguir en la programación de tu cirugía. 
2. Planificación de la intervención (periodo preoperatorio)

Una vez hayas decidido llevar a cabo tu intervención en FEMM, deberás seguir estos pasos:

  1. Elección de fecha de quirófano: acordaremos una fecha para tu intervención, considerando tanto tu disponibilidad como la nuestra.
  2. Pruebas preoperatorias: con el volante que te hemos dado en la cita diagnóstica, deberás realizarte las siguientes pruebas:
    • Análisis de sangre.
    • Electrocardiograma.
    • Radiografía de tórax (sólo en los casos en los que el doctor considere oportuno).
  3. Es posible que tengas una segunda consulta con tu cirujano:
    • Si te surgen muchas dudas tras tu primera consulta, es muy importante que acudas a esta cita. A un quirófano hay que acudir con las ideas muy claras.
    • Tu cirujano repasará contigo el plan quirúrgico y se ultimarán todos los detalles.
    • Se firmarán los consentimientos informados, los cuales son fundamentales y necesarios al tratarse de un acto médico.
    • Te indicaremos qué cuidados especiales son necesarios y te entregaremos las recomendaciones preoperatorias.
3. La operación
  1. Ingreso hospitalario: ingresarás el mismo día de tu intervención a la hora que te hayamos indicado. 
  2. Intervención: en el quirófano te estará esperando tu cirujano, el anestesista y el equipo de enfermería. 
  3. Anestesia: el anestesiólogo te cogerá una vía para poder llevar a cabo la anestesia. En este punto también queremos señalar otro de nuestros estándares de calidad: tendrás durante toda la operación un estricto control del anestesista en el quirófano.
  4. Una vez estés anestesiado, tu cirujano realizará la intervención. La técnica quirúrgica se adaptará a tu caso concreto.
  5. Concluida la intervención, pasarás a una sala de despertar o reanimación, donde se vigilarán tus constantes hasta que estés en plenas condiciones para reencontrarte con tus familiares.
4. El postoperatorio
  1. Saldrás del quirófano con una bolsita de hielo y unas compresas para que no manches
  2. Generalmente la cirugía íntima no suele necesitar hospitalización, así que ese mismo día podrás irte a casa. Te daremos el alta con un informe médico que especificará la medicación y las recomendaciones postoperatorias para aliviar las molestias y evitar infecciones.
  3. Concluida tu estancia hospitalaria, en las semanas siguientes deberás:
    • Tener al menos 2 días de reposo absoluto, manteniendo las piernas cruzadas.
    • No fumar o, como mínimo, reducir considerablemente el número de cigarrillos. 
    • Evitar esfuerzos físicos: durante las tres primeras semanas evita los esfuerzos físicos y situaciones que te puedan elevar la tensión arterial, para reducir el riesgo de sangrado. 
    • Si te inflamas o sangras, se recomienda que te acuestes, cruces las piernas y dejes una compresa fría apretando la zona.
    • En los primeros días debes usar falda, vestidos o pantalones holgados y siempre con braguitas de algodón o salvaslip.
    • A los 14 días puedes hacer vida normal excepto: relaciones sexuales, deporte o usar prendas ajustadas.
  4. La cirugía íntima no conlleva un proceso doloroso. Las molestias serán por la hinchazón y la sensación de tensión iniciales. Puedes notar tirantez en la zona y a nivel del pubis. Todos estos síntomas irán remitiendo con el paso de los días con ayuda de la medicación analgésica. 
5. Las revisiones

En FEMM nos comprometemos a realizar las revisiones post-quirúrgicas necesarias para que tengas una correcta recuperación y seguimiento. El número de revisiones del primer año posterior a la operación suele estar en torno a 5. No obstante, sabemos que cada caso puede requerir protocolos diferentes, por lo que tu cirujano los adaptará a tus necesidades específicas. 

Lo que debes saber

Conoce la información clave de tu labioplastia

1. Duración de la intervención: 1 – 3 horas.
2. Tipo de anestesia: local y sedación.
3. Hospitalización: cirugía ambulatoria.
4. Resultados: a partir del primer mes.
5. Recuperación laboral y social: 1 semana.
6. Recuperación definitiva: 3 meses.
7. Nivel de molestias: medio, controlado con analgésicos.

Preguntas frecuentes (FAQ)

¿Cuánto tiempo tardaré en poder tener relaciones sexuales?

Tras una labioplastia no se deben tener relaciones sexuales hasta después de un mes de la cirugía, aunque siempre dependerá de la evolución de cada paciente.

¿Qué protocolo debería seguir tras una labioplastia?

Después de una ninfoplastia o labioplastia debes saber que la inflamación será más grande tras las 48 – 72 horas del acto quirúrgico. Es normal un mínimo sangrado durante los primeros dos días. Debes cuidar la higiene de la zona limpiándola después de orinar. Además, recomendamos que uses ropa cómoda, bragas de algodón y evites la ropa ajustada en la zona, así como evitar los esfuerzos los primeros días. Recuerda tomar la medicación prescripta por tu cirujano.

¿Puedo combinar la labioplastia con otras intervenciones?

Sí, de hecho es frecuente que nuestras pacientes aprovechen el tiempo quirúrgico para someterse a otros procedimientos. Los más habituales:

  • Vaginoplastia.
  • Himenoplastia. 
  • Aumento de pecho.
  • Rinoplastia.

En cirugías múltiples siempre analizaremos tu caso de manera personalizada para garantizar que la cirugía no supone riesgo para tu salud.

¿Cuánta piel se puede eliminar mediante una labioplastia?

El cirujano evaluará el caso contigo en las consultas previas a la intervención y te explicará los límites que hay que tener en cuenta. Siempre conviene ser prudente para preservar la funcionalidad de la zona genital femenina.

¿Debo quedarme ingresada tras la intervención de labioplastia?

En principio se considera una cirugía ambulatoria que se puede hacer mediante anestesia local y sedación. No obstante, siempre valoraremos tu caso de manera personalizada y optaremos por la mejor opción, velando siempre por tu seguridad.

¿Qué riesgos puede suponer una labioplastia?

Cualquier tipo de actividad entraña un riesgo inherente. La decisión individual de someterse a una intervención quirúrgica se basa en la comparación del riesgo con el beneficio potencial.

Aunque la mayoría de los pacientes no experimentan las siguientes complicaciones, deberás discutir cada una de ellas con tu médico para asegurarte de que comprendes los riesgos, complicaciones potenciales y consecuencias de la Cirugía Intima femenina.

  • Sangrado.
  • Infección.
  • Alteraciones en la cicatrización.
  • Resultado insatisfactorio.
  • Pérdida de sensibilidad.

¿Cómo puedo evitar estos riesgos?

El equipo médico de FEMM cuenta con una amplia experiencia en esta intervención, minimizando así los posibles riesgos. En esta línea, también es fundamental que el paciente siga rigurosamente las indicaciones que le damos.

Dr. Fernando Aznar Mañas

Dr. Fernando Aznar Mañas

Médico Ginecólogo, especializado en Ginecoestética

Nuestro médico especializado en GINECOESTÉTICA

Artículos relacionados

O-SHOT (Orgasm Shot): El disparo orgásmico

El O-SHOT es un procedimiento médico con plasma rico en plaquetas para mejorar la satisfacción sexual de la mujer.

SEQUEDAD VAGINAL: Tratamiento de antiaging íntimo

Con el paso del tiempo las mujeres sufren sequedad vaginal. Su principal consecuencia es una falta de lubricación.

Pedir Cita: 915 756 475 o deja tu teléfono AQUI y nosotros nos comunicamos