Seleccionar página
Inicio » Medicina Integrativa » COVID persistente

COVID persistente

¿Cuáles son las principales secuelas del COVID persistente?

Los síntomas más comúnmente informados en los estudios publicados hasta la fecha son la fatiga y la disnea crónica

Otros síntomas pueden incluir deficiencias cognitivas y mentales (niebla mental), dolores generalizados, palpitaciones, disfunciones del olfato y el gusto, tos crónica, dolor de cabeza y problemas gastrointestinales y cardíacos.

¿Por qué la terapia neural mejora los síntomas de los pacientes con COVID persistente?

Porque reequilibra el Sistema Nervioso Autónomo (SNA) y disminuye la inflamación, los dos mecanismos que más se han implicado en este síndrome.

Diferentes estudios relacionan el síndrome de COVID persistente con una disautonomía, y justo aquí es donde más efecto ofrece la terapia neural,  en la regulación de la alteración del  SNA.

Recientemente, ha sido publicado un estudio de la Universidad de Pensilvania en el que demuestran la alta efectividad del bloqueo del ganglio estrellado con anestésico local en el tratamiento del COVID persistente. Esa es la base de nuestro tratamiento y coincidimos plenamente en su alta eficacia.

¿En qué consiste el tratamiento para el Long COVID?

Consiste en la asociación de la terapia neural que se realiza con anestésicos locales y con la administración endovenosa de procaina junto a la suplementación de Vitaminas (del grupo B y C).

Hay estudios publicados que han asociado los efectos terapéuticos de los anestésicos locales (terapia neural) y su acción sobre el SNA, así como de la vitamina C como terapia efectiva debido a su capacidad antioxidante, sus propiedades antivirales y sus propiedades antiinflamatorias, y del complejo Vit B por su efecto regulador y regenerador del sistema nervioso.

En cuanto a su realización, hacemos microinyeciones en cicatrices y ganglios que puedan estar irritados. Es fundamental bloquear el ganglio estrellado para actuar sobre el SNA; este bloqueo lo hacemos con control ecografico y lo completamos infiltrando puntos que puedan estar irritando el sistema nervioso como cicatrices, implantes o tatuajes.

La primera sesion dura 45 minutos aprox. pues hay que hacer una historia clínica completa con todos los antecedentes médicos del paciente. Las siguientes, unos 20 minutos.

Inicialmente, debemos realizar una sesión cada dos o tres semanas y a partir de la cuarta o quinta sesión, según la respuesta se puede ir sepando en el tiempo, por ejemplo cada mes y medio o dos meses.

Llega un momento en que con una o dos sesiones al año es suficiente.

¿Se puede combinar con tratamientos de medicina convencional?

Sí, es perfectamente compatible con cualquier tratamiento de la medicina tradicional, ya sea de neurología, neumológía o cardiología, que son los más habituales en estos pacientes.

¿En qué síntomas del COVID persistente muestra mejores resultados la terapia neural?

Principalmente en la tos, la fatiga crónica, la disnea y la pérdida de olfato y gusto.

Información elaborada por los Dres. Isabel Gómez y David Navas, especialistas en Medicina Integrativa.