Seleccionar página

Umbilicoplastia

Mejora el tamaño y la posición de tu ombligo

Inicio » Cirugías Corporales » Umbilicoplastia

¿Qué es la umbilicoplastia?

La umbilicoplastia o cirugía del ombligo es un procedimiento de cirugía estética que se realiza para cambiar la forma, el tamaño, y/o la posición del ombligo, con el fin de conseguir un aspecto estéticamente más agradable y armonioso.  

Cada vez hay más pacientes que desean que sus ombligos se vean perfectos.

¿Cuál es el objetivo de una umbilicoplastia?

La cirugía de ombligo persigue que un ombligo intruido sea un poco menos evidente, al disminuir el tamaño del agujero o que un ombligo prominente se vea más plano.

Con frecuencia, la cirugía de ombligo también se realiza en pacientes que se someten a una abdominoplastia.

¿Quiénes son candidatos para una umbilicoplastia?

Los candidatos para la cirugía de ombligo, además de aquellos pacientes que se someten a una abdominoplastia, pueden ser también hombres y mujeres que han sufrido problemas con la forma, posición o tamaño de sus ombligos desde el nacimiento, o como consecuencia de algún trauma, accidente o cirugía defectuosa en el pasado.

También aquellos que tienen una pequeña hernia que pueda sobresalir como un bulto; o aquellos con ombligos alargados o planos a quienes les gustaría que tuviera una forma más redonda.

¡Te animamos a ver a continuación algunas fotos de resultados reales realizados por nuestros cirujanos expertos!

Umbilicoplastia · Caso 3

Umbilicoplastia · Caso 3

Se realiza una umbilicoplastia o plastia correctora del ombligo a una paciente a la que se realizó previamente una abdominoplastia. Tratamos en este caso de esconder la cicatriz situada alrededor del ombligo.

leer más
Umbilicoplastia · Caso 2

Umbilicoplastia · Caso 2

Varón joven con un defecto de pared abdominal. Presenta separación de los músculos rectos del abdomen y una herniación que afecta a la mitad superior del ombligo. Se realiza reparación de la pared abdominal a través de una cicatriz escondida en la mitad superior del...

leer más

Tu operación paso a paso: nuestro método

1. Cita diagnóstica

1. ¡Bienvenido a FEMM! A tu llegada a la clínica, nuestras compañeras de atención al paciente te darán información acerca de la ley de protección de datos y firmarás el consentimiento.

2. Pasarás a la consulta con tu cirujano plástico, que completará tu historia clínica con antecedentes personales y familiares, así como cuestiones relativas a tu estado de salud. Es importante que le digas si padeces alguna enfermedad importante; si fumas; si tomas alguna medicación; o si tienes alergia a algún medicamento o producto. Debes preguntarle todo aquello que dudes.

3. Se llevará a cabo una exploración física de la zona umbilical, revisando cuidadosamente si tienes alguna hernia que deba repararse. Las hernias umbilicales son bastante frecuentes en pacientes de cirugía del ombligo, y éstas pueden corregirse en la misma cirugía; en ocasiones es necesaria la intervención de un cirujano general especialista en este ámbito para tratar de manera óptima el caso. En FEMM contamos con cirujanos generales colaboradores que son expertos en el tratamiento de hernias.

4. Una vez hecha la exploración física y completada la historia clínica, tu cirujano te explicará la técnica más adecuada a tus necesidades y objetivos, qué tipo de anestesia se empleará y dónde se realizará tu cirugía.

5. Asimismo, verás fotos de antes y después; casos de otros pacientes que puedan ser similares al tuyo para hablar de los resultados y las expectativas realistas que debes tener.

6. Tras la consulta diagnóstica, nuestras coordinadoras de cirugía te informarán sobre el presupuesto, la forma de pago y las posibilidades de financiación. También te indicarán los pasos a seguir en la programación de tu cirugía.

2. Planificación de la intervención (periodo preoperatorio)

Una vez hayas decidido llevar a cabo tu umbilicoplastia en FEMM, deberás seguir estos pasos:

1. Elección de fecha de quirófano: acordaremos una fecha para tu intervención, considerando tanto tu disponibilidad como la nuestra.

2. Pruebas preoperatorias: con el volante que te hemos dado en la cita diagnóstica, deberás realizarte las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre.
  • Electrocardiograma.
  • Radiografía de tórax (sólo en los casos en los que el doctor considere oportuno).

3. Tendrás una segunda consulta con tu cirujano:

  • Es muy importante que acudas a esta cita habiendo pensado todas las dudas que quieras resolver antes de tu umbilicoplastia.
  • Tu cirujano repasará contigo el plan quirúrgico y se ultimarán todos los detalles.
  • Se firmarán los consentimientos informados, los cuales son fundamentales y necesarios al tratarse de un acto médico.
  • Te indicaremos qué cuidados especiales son necesarios y te entregaremos las recomendaciones preoperatorias (preparación previa, alimentación, administración o supresión de medicamentos).
3. La operación
  1. Ingreso hospitalario: ingresarás el mismo día de tu intervención a la hora que te hayamos indicado. Una compañera de nuestro equipo te estará esperando en el hospital para acompañarte en el proceso.
  2. Intervención: en el quirófano te estará esperando tu cirujano, el anestesista y el equipo de enfermería. Antes de comenzar con la anestesia verás a tu cirujano para:
    • Plantear el diseño de la cirugía.
    • Hacer fotos preoperatorias. 
  3. Anestesia: el anestesiólogo te cogerá una vía para poder llevar a cabo la anestesia. En este punto también queremos señalar otro de nuestros estándares de calidad: tendrás durante toda la operación un estricto control del anestesista en el quirófano.
  4. Una vez estés anestesiado, tu cirujano realizará una incisión en la zona del ombligo, cuya localización dependerá de las necesidades específicas de tu caso; normalmente las cicatrices irán dentro del propio ombligo para que sean imperceptibles. 
  5. Concluida la intervención, pasarás a una sala de despertar o reanimación, donde se vigilarán tus constantes hasta que estés en plenas condiciones para subir a planta con tus familiares.

 

4. El postoperatorio

1. Saldrás del quirófano con un vendaje en la zona abdominal y es posible que lleves también una faja.

2. Generalmente la umbilicoplastia no suele necesitar hospitalización, salvo que se haya corregido una hernia severa y queramos vigilarte un poco más. Te daremos el alta con un informe médico que especificará la medicación y las recomendaciones postoperatorias para aliviar las molestias y evitar infecciones.

3. Concluida tu estancia hospitalaria, en las semanas siguientes deberás:

  • Dormir boca arriba con las rodillas algo flexionadas.
  • No fumar o, como mínimo, reducir considerablemente el número de cigarrillos.
  • Evitar esfuerzos físicos durante las tres primeras semanas.
  • Puedes caminar desde el primer día, pero procura hacerlo en la postura que te indique tu cirujano.
  • Mantener el vendaje o/y faja sin retirarla en ningún momento hasta la primera revisión post operatoria

4. La operación de umbilicoplastia no conlleva un proceso doloroso. Las molestias serán por la hinchazón y la sensación de tensión iniciales. Puedes notar tirantez en la línea media abdominal. Todos estos síntomas irán remitiendo con el paso de los días con ayuda de la medicación analgésica.

5. Te recomendamos que, bajo la autorización previa de tu cirujano plástico, sigas nuestro protocolo de recuperación rápido con INDIBA Deep Care ® para disminuir más deprisa el posible edema.

6. En consulta recibirás un kit para el cuidado de tu piel y de tu cicatriz que te enseñaremos a usar en el momento adecuado.

 

5. Las revisiones

En FEMM nos comprometemos a realizar las revisiones post-quirúrgicas necesarias para que tengas una correcta recuperación y seguimiento. El número de revisiones del primer año posterior a la operación suele estar en torno a 5. No obstante, sabemos que cada caso puede requerir protocolos diferentes, por lo que tu cirujano los adaptará a tus necesidades específicas.

Lo que debes saber

Conoce la información clave de tu umbilicoplastia

1. Duración de la intervención: 1 – 2 horas.
2. Tipo de anestesia: local con sedación.
3. Hospitalización: 8 horas.
4. Resultados: a partir del primer mes.
5. Recuperación laboral y social: 1 semana.
6. Recuperación definitiva: 3 meses.
7. Nivel de molestias: medio, controlado con analgésicos.

Preguntas frecuentes (FAQ)

¿La cirugía del ombligo corrige la hernia umbilical?

Son cirugías independientes, pero se llevan a cabo en el mismo tiempo quirúrgico. Tu cirujano plástico valorará si se requiere la presencia de un cirujano general que corrija la hernia o incluso que se pueda requerir el uso de malla. Todo dependerá de lo severo que sea el caso.

¿Se puede combinar la umbilicoplastia con otras cirugías?

Por supuesto. De hecho, es muy frecuente combinar esta intervención con otras como:

En todo caso, siempre que se realicen cirugías múltiples debe evaluarse el caso concreto del paciente para garantizar la máxima seguridad del procedimiento.

¿En una abdominoplastia se lleva a cabo una umbilicoplastia?

Normalmente cuando se hace una abdominoplastia se debe rehacer el ombligo, ya que se tracciona toda la piel del abdomen para poder retirar el fragmento ubicado desde el ombligo hasta el pubis. Esto implica que se corrige la forma, posición y tamaño del ombligo.

¿Cómo será mi cicatriz tras la umbilicoplastia? ¿Se notará mucho?

No se notará prácticamente. Normalmente la cicatriz irá por dentro del ombligo y será imperceptible. En todo caso, en FEMM ofrecemos un programa post operatorio para favorecer la correcta cicatrización.

¿Cuáles son los riesgos de una umbilicoplastia?

Algunos efectos secundarios y riesgos posibles, pero poco probables, son:

  • Sangrado.
  • Infección.
  • Inflamación y/o hematomas.
  • Mala cicatrización.
  • Pérdida de sensibilidad.
  • Dolor y/o hinchazón.

No olvidemos que la cirugía plástica no deja de ser cirugía y por ende se asumen ciertos riesgos, que hay que conocer y evitar al máximo.

¿Cómo evitar los riesgos?
  • Siguiendo las recomendaciones post operatorias de manera estricta (uso de faja, toma de medicación, reposo, etc.).
  • Eligiendo profesionales cualificados y experimentados, cuyas técnicas y protocolos sean los más adecuados. Entre las medidas profilácticas que empleamos en FEMM se encuentran:
    1. Para evitar los riesgos asociados a la anestesia, es fundamental garantizar un estricto control del anestesista durante toda la intervención. Esto quiere decir que el anestesista esté única y exclusivamente para ti.
    2. Con el fin de mejorar la cicatrización, en nuestras cirugías aplicamos factores de crecimiento (PRP) y damos a nuestros pacientes un kit para el cuidado en casa que incluye unas tiras de silicona y rosa de mosqueta. 

Nuestro equipo médico especializado en umbilicoplastia

Dr. Jesús Olivas Menayo

Dr. Jesús Olivas Menayo

Cirujano Plástico

Dr. Carlos Gullón Cabrero

Dr. Carlos Gullón Cabrero

Cirujano Plástico – Director Médico

Artículos relacionados

Estética y low cost

La cirugía estética low cost es un riesgo para los pacientes. Disminuye la calidad, la seguridad médica y la profesionalidad

Premio Top Doctors

Uno de los socios fundadores de Clínica FEMM, el Dr. Ramón Calderón, ha sido galardonado en los VI Top Doctors Awards a la Excelencia Médica en la especialidad de Cirugía plástica.

Reforzamos el área de cirugía reparadora

El Dr. Jesús Olivas-Menayo está especializado en cirugía reparadora del pecho y rejuvenecimiento….

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía plástica?

La revista Capital entrevista al Dr. Carlos Gullón, que incide en la importancia de elegir un lugar y cirujano de referencia si quieres realizarte una cirugía estética y la trayectoria de Clínica FEMM.

Pedir Cita: 915 756 475 o deja tu teléfono AQUI y nosotros nos comunicamos