Seleccionar página

Abdominoplastia

Remodelación del abdomen: eliminación del volumen y tonificación de los músculos de tu vientre.

Inicio » Cirugías Corporales » Abdominoplastia

¿Qué es la abdominoplastia?

Es la cirugía plástica que elimina el exceso de piel y la grasa abdominal, a la vez que corrige la flacidez de tu vientre, la relajación de la pared muscular y la separación de los músculos rectos abdominales (diástasis abdominal).

¿A qué se deben las alteraciones del abdomen?

El exceso de tejido abdominal puede deberse a múltiples causas. Las más frecuentes son:

  • Secuelas del embarazo.
  • Grandes cambios de peso.
  • Paso del tiempo.

¿Cuál es el objetivo de una abdominoplastia?

El objetivo es que consigas un abdomen más plano y una pared muscular más fuerte y firme.

En la mayoría de los casos, los cirujanos plásticos de FEMM combinan la abdominoplastia con otras técnicas quirúrgicas como liposucción o lipólisis asistida por radiofrecuencia (BodyTite) con el fin de obtener el mejor resultado posible.

¿Cómo es la operación?

Consiste, en resumen, en practicar una incisión en la parte baja del abdomen, casi a nivel del vello púbico; a continuación, se extirpa el exceso de grasa y piel existente, y finalmente se unen, tensan y reparan los músculos del abdomen en su línea media, mediante una técnica conocida como plicatura.

Tras una abdominoplastia siempre queda una cicatriz, que con el paso del tiempo se difumina. Esta cicatriz se oculta fácilmente por la zona en la que se encuentra, ya sea con el uso de ropa interior o un bañador.
A pesar de la existencia de esta cicatriz, la abdominoplastia es una cirugía muy satisfactoria por los excelentes resultados que se consiguen a nivel de remodelación corporal. En FEMM es una cirugía altamente demandada tanto por mujeres como por hombres.

¡Te animamos a ver a continuación algunas fotos de resultados reales realizados por nuestros cirujanos expertos!

Secuelas de adelagazamiento

Operación de abdominoplastia en la que corregimos secuelas del adelgazamiento, cómo flacidez cutánea, las estrias, la herniación en el ombligo y la distención abdominal.

Abdominoplastia por embarazo

Abdominoplastia por dilatación de la pared abdominal como secuela de varios embarazos.

Flacidez cutánea y grasa abdominal

Cirugía de abdominoplastia en la que extirpamos el exceso de grasa y de piel. Además unimos, tensamos y reparamos los músculos del abdomen en su linea media.

Tu operación paso a paso: nuestro método

1. Cita diagnóstica

1. ¡Bienvenido a FEMM! A tu llegada a la clínica, nuestras compañeras de atención al paciente te darán información acerca de la ley de protección de datos y firmarás el consentimiento.

2. Pasarás a la consulta con tu cirujano plástico, que completará tu historia clínica con antecedentes personales y familiares, así como cuestiones relativas a tu estado de salud. Es importante que le digas si padeces alguna enfermedad importante; si fumas; si tomas alguna medicación; o si tienes alergia a algún medicamento o producto. Debes preguntarle todo aquello que dudes.

3. Se llevará a cabo una exploración física de la zona abdominal, revisando cuidadosamente si tienes alguna hernia que deba repararse. Las hernias umbilicales son bastante frecuentes en pacientes de abdominoplastia, y éstas pueden corregirse en la misma cirugía; en ocasiones es necesaria la intervención de un cirujano general especialista en este ámbito para tratar de manera óptima el caso. En FEMM contamos con cirujanos generales colaboradores que son expertos en el tratamiento de hernias.

4. Una vez hecha la exploración física y completada la historia clínica, tu cirujano te explicará la técnica más adecuada a tus necesidades y objetivos, qué tipo de anestesia se empleará y dónde se realizará tu cirugía.

5. Asimismo, verás fotos de antes y después; casos de otros pacientes que puedan ser similares al tuyo para hablar de los resultados y las expectativas realistas que debes tener.

6. Tras la consulta diagnóstica, nuestras coordinadoras de cirugía te informarán sobre el presupuesto, la forma de pago y las posibilidades de financiación. Asimismo, te indicarán los pasos a seguir en la programación de tu cirugía.

 Recomendación FEMM: es muy importante que sea el cirujano plástico que llevará a cabo tu intervención quien valore el caso y te explique toda la información médica relativa al mismo. Desconfía de:

  • Los centros en los que el primer diagnóstico lo lleva a cabo personal no sanitario.
  • Aquellos en los que la consulta previa y la cirugía se realiza por cirujanos diferentes.

En definitiva tu cirujano debe conocer de antemano tu caso, realizando sus propias notas y acordando contigo el plan quirúrgico.

2. Planificación de la intervención (periodo preoperatorio)

Una vez hayas decidido llevar a cabo tu abdominoplastia en FEMM, deberás seguir estos pasos:

1. Elección de fecha de quirófano: acordaremos una fecha para tu intervención, considerando tanto tu disponibilidad como la nuestra.

2. Pruebas preoperatorias: con el volante que te hemos dado en la cita diagnóstica, deberás realizarte las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre
  • Electrocardiograma
  • Radiografía de tórax (sólo en los casos en los que el doctor considere oportuno)

3. Tendrás una segunda consulta con tu cirujano:

  • Es muy importante que acudas a esta cita habiendo pensado todas las dudas que quieras resolver antes de tu abdominoplastia.
  • Tu cirujano repasará contigo el plan quirúrgico y se ultimarán todos los detalles.
  • Se firmarán los consentimientos informados para la abdominoplastia, los cuales son fundamentales y necesarios al tratarse de un acto médico.
  • Te indicaremos qué cuidados especiales son necesarios y te entregaremos las recomendaciones preoperatorias (preparación previa, alimentación, administración o supresión de medicamentos).
3. La operación

1. Ingreso hospitalario: ingresarás el mismo día de tu intervención a la hora que te hayamos indicado. Una compañera de nuestro equipo te estará esperando en el hospital para acompañarte en el proceso.

Debes recordar: los hospitales colaboradores de FEMM, donde se llevan a cabo las intervenciones, son centros con los mejores medios humanos y tecnológicos (UVI, Sala de Recuperación Postoperatoria…) para atender a nuestros pacientes en cada una de sus necesidades garantizando una mayor seguridad y una excelente calidad asistencial.

2. Intervención: en el quirófano te estará esperando tu cirujano, el anestesista y el equipo de enfermería. Antes de comenzar con la anestesia verás a tu cirujano para:

  • Plantear el diseño de la cirugía.
  • Hacer fotos preoperatorias.

3. Anestesia: normalmente la abdominoplastia se realiza mediante anestesia general. En este punto también queremos señalar otro de nuestros estándares de calidad: tendrás durante toda la operación un estricto control del anestesista en el quirófano.

4. Una vez estés anestesiado, tu cirujano realizará una incisión por encima del vello del pubis, que prolongaremos a las caderas. Después liberamos la piel abdominal sobrante y, en caso necesario, haremos la plicatura de los músculos rectos del abdomen. Finalmente extirparemos la piel sobrante tras traccionarla hacia abajo. La técnica quirúrgica se adaptará a tu caso concreto, especialmente si tu abdominoplastia se combina con otras intervenciones tales como la liposucción.

5. Concluida la intervención, pasarás a una sala de despertar o reanimación, donde se vigilarán tus constantes hasta que estés en plenas condiciones para subir a planta con tus familiares.

4. El postoperatorio

1. Saldrás del quirófano con una faja abdominal y con un sistema de drenaje para evitar que se acumule exudado o sangre. Este sistema de drenaje se retira habitualmente uno o dos días después antes de darte el alta hospitalaria.

2. Generalmente la abdominoplastia suele necesitar una o dos noches de hospitalización. Te daremos el alta con un informe médico que especificará la medicación y las recomendaciones postoperatorias para aliviar las molestias y evitar infecciones.

3. Concluida tu estancia hospitalaria, en las semanas siguientes deberás:

  • Dormir boca arriba con las rodillas algo flexionadas.
  • No fumar o, como mínimo, reducir considerablemente el número de cigarrillos.
  • Evitar esfuerzos físicos: durante las tres primeras semanas evita los esfuerzos físicos.
  • Puedes caminar desde el primer día, pero procura hacerlo en la postura que te indique tu cirujano.
  • Mantener la faja sin retirarla en ningún momento hasta la primera revisión post operatoria. Esta faja suele mantenerse durante el primer mes del postoperatorio.

4. La operación de abdominoplastia no conlleva un proceso doloroso. Las molestias serán por la hinchazón y la sensación de tensión iniciales. Puedes notar tirantez en la línea media abdominal y a nivel del pubis. Si además se ha hecho una liposucción, puedes notar molestia en el área lumbar similar a unas agujetas o un lumbago. Todos estos síntomas irán remitiendo con el paso de los días con ayuda de la medicación analgésica.

5. Te recomendamos que, bajo la autorización previa de tu cirujano plástico, sigas nuestro protocolo de recuperación rápido con INDIBA Deep Care ®.

6. En consulta recibirás un kit para el cuidado de tu piel y de tu cicatriz que te enseñaremos a usar en el momento adecuado.

 

5. Las revisiones

En FEMM nos comprometemos a realizar las revisiones post-quirúrgicas necesarias para que tengas una correcta recuperación y seguimiento. El número de revisiones del primer año posterior a la operación suele estar en torno a 8. No obstante, sabemos que cada caso puede requerir protocolos diferentes, por lo que tu cirujano los adaptará a tus necesidades específicas.

Lo que debes saber

Conoce la información clave de tu abdominoplastia

1. Duración de la intervención: 3 – 5 horas.
2. Tipo de anestesia: general.
3. Hospitalización: 24 – 48 horas.
4. Resultados: a partir de la tercera semana.
5. Recuperación laboral y social: 3 semanas.
6. Recuperación definitiva: 6 meses.
7. Nivel de molestias: medio, controlado con analgésicos.

Preguntas frecuentes (FAQ)

¿Con la abdominoplastia desaparecen las estrías del abdomen?

Desaparecerán las estrías que se sitúan en la zona inferior del abdomen (debajo del ombligo), ya que esta es la fracción de piel que se elimina.

¿Se puede combinar la abdominoplastia con otras cirugías?

Por supuesto. De hecho, es muy frecuente combinar esta intervención con otras como:

En todo caso, siempre que se realicen cirugías múltiples debe evaluarse el caso concreto del paciente para garantizar la máxima seguridad del procedimiento.

¿Cuánto debo esperar para operarme de abdominoplastia después de dar a luz?

Si es parto natural de 3 a 6 meses; si ha sido mediante cesárea al menos 6 meses. Esto es lo aconsejable para garantizar que tu cuerpo y tejidos se han recuperado correctamente y estás en un peso estable.

¿Puedo quedarme embarazada tras una abdominoplastia?

Desde el punto de vista médico no hay contraindicaciones, siempre y cuando te hayas recuperado por completo del post operatorio. No obstante, de cara a evitar un nuevo deterioro de la pared abdominal tras otro embarazo, no sería lo más aconsejable.

¿Debo dejar de fumar para operarme?

Lo más aconsejable es dejar de fumar al menos 2-3 semanas antes y 2 semanas después de la operación. Esto ayuda a prevenir riesgos y facilita en gran medida la cicatrización.

¿Cómo será mi cicatriz tras la abdominoplastia? ¿Se notará mucho?

No. Tendrás una cicatriz horizontal amplia, que pasado el tiempo pasa a ser bastante imperceptible ya que está muy bien localizada. Podrás ocultarla fácilmente con la ropa interior y el bañador. En FEMM ofrecemos un programa post operatorio para favorecer la correcta cicatrización.

¿Cuánto tiempo debo llevar la faja?

Durante el primer mes del post operatorio. En FEMM te daremos dos fajas para que puedas pasar este tiempo en las mejores condiciones y con las prendas que nuestros cirujanos prefieren. La faja es un elemento muy importante en la recuperación de la abdominoplastia.

¿Cuáles son los riesgos de una abdominoplastia?

Algunos efectos secundarios y riesgos posibles, pero poco probables, son:

  • Sangrado
  • Infección
  • Inflamación y/o hematomas
  • Mala cicatrización
  • Pérdida de sensibilidad
  • Asimetría
  • Dolor y/o hinchazón

No olvidemos que la cirugía plástica no deja de ser cirugía y por ende se asumen ciertos riesgos, que hay que conocer y evitar al máximo. ¿Cómo evitarlos?

1. Siguiendo las recomendaciones post operatorias de manera estricta (uso de faja, toma de medicación, reposo, etc.).

2. Eligiendo profesionales cualificados y experimentados, cuyas técnicas y protocolos sean los más adecuados. Entre las medidas profilácticas que empleamos en FEMM se encuentran:

  • Para evitar los riesgos asociados a la anestesia, es fundamental garantizar un estricto control del anestesista durante toda la intervención. Esto quiere decir que el anestesista esté única y exclusivamente para ti.
  • Para prevenir el tromboembolismo venoso (TEV), usamos heparina en el pre y post operatorio, a la vez que empleamos un sistema de compresión neumática intermitente.
  • Con el fin de mejorar la cicatrización, en nuestras cirugías aplicamos factores de crecimiento (PRP) y damos a nuestros pacientes un kit para el cuidado en casa que incluye unas tiras de silicona y rosa de mosqueta.
¿Cómo evitar las posibles complicaciones de una abdominoplastia?

No olvidemos que la cirugía plástica no deja de ser cirugía y por ende se asumen ciertos riesgos, que hay que conocer y evitar al máximo. ¿Cómo evitarlos?

1. Siguiendo las recomendaciones post operatorias de manera estricta (uso de faja, toma de medicación, reposo, etc.).

2. Eligiendo profesionales cualificados y experimentados, cuyas técnicas y protocolos sean los más adecuados. Entre las medidas profilácticas que empleamos en FEMM se encuentran:

  • Para evitar los riesgos asociados a la anestesia, es fundamental garantizar un estricto control del anestesista durante toda la intervención. Esto quiere decir que el anestesista esté única y exclusivamente para ti.
  • Para prevenir el tromboembolismo venoso (TEV), usamos heparina en el pre y post operatorio, a la vez que empleamos un sistema de compresión neumática intermitente.
  • Con el fin de mejorar la cicatrización, en nuestras cirugías aplicamos factores de crecimiento (PRP) y damos a nuestros pacientes un kit para el cuidado en casa que incluye unas tiras de silicona y rosa de mosqueta.

Nuestro equipo médico especializado en abdominoplastia

Dr. Carlos Gullón Cabrero

Dr. Carlos Gullón Cabrero

Cirujano Plástico – Director Médico

Dr. Jesús Olivas Menayo

Dr. Jesús Olivas Menayo

Cirujano Plástico

Dr. Eduardo Avilés Martín

Dr. Eduardo Avilés Martín

Cirujano Plástico

Dr. Ramón Calderón Nájera

Dr. Ramón Calderón Nájera

Cirujano Plástico – Director Médico

Artículos relacionados

Estética y low cost

La cirugía estética low cost es un riesgo para los pacientes. Disminuye la calidad, la seguridad médica y la profesionalidad

Premio Top Doctors

Uno de los socios fundadores de Clínica FEMM, el Dr. Ramón Calderón, ha sido galardonado en los VI Top Doctors Awards a la Excelencia Médica en la especialidad de Cirugía plástica.

Reforzamos el área de cirugía reparadora

El Dr. Jesús Olivas-Menayo está especializado en cirugía reparadora del pecho y rejuvenecimiento….

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía plástica?

La revista Capital entrevista al Dr. Carlos Gullón, que incide en la importancia de elegir un lugar y cirujano de referencia si quieres realizarte una cirugía estética y la trayectoria de Clínica FEMM.

Pedir Cita: 915 756 475 o deja tu teléfono AQUI y nosotros nos comunicamos