Seleccionar página

Una cirugía sencilla para conseguir los “foxy eyes” de manera permanente

12 Ago, 2020 | Blog, Cirugías faciales, Medicina estética

Inicio » Blog » Una cirugía sencilla para conseguir los “foxy eyes” de manera permanente

Hadid y Kendall Jenner son los nombres que suelen acudir a nuestro pensamiento cuando escuchamos hablar o leemos algo sobre los cat eyes o foxy eyes, es decir, esa mirada felina que surge de modificar la posición de ceja y ojo, ya sea con maquillaje o con otras técnicas.

Lo más habitual cuando buscamos este efecto más allá del maquillaje es utilizar hilos tensores; pero si lo que quieres es un resultado duradero, el Dr. Jesús Olivas-Menayo, cirujano plástico de nuestra clínica, recomienda una pequeña cirugía que permite anclar la elevación de ceja y ojo de manera permanente, y que cada vez es más demandada, especialmente por mujeres de entre 20 y 35 años.

La cirugía cat eyes o foxy eyes se utiliza para modificar la forma de ceja y el ojo

Según nos comenta el Dr. Olivas-Menayo, los foxy eyes se consiguen al cambiar la forma de la ceja y el ojo: por una parte, elevando el canto lateral del ojo por encima del canto interno, y por otra, modificando la posición de la ceja, colocando la zona lateral por encima de la medial.

El doctor nos explica en qué consiste la cirugía “realizamos dos tipos de sutura: la primera, para levantar la cola de la ceja: hacemos una disección del plano profundo de esa zona, elevamos a la posición deseada por la paciente y la fijamos con una sutura al hueso frontal. La segunda, para levantar el lateral del ojo: realizamos una cantopexia, es decir, una elevación del canto lateral externo mediante una sutura que va anclada al hueso de la pared lateral de la órbita.”

A la hora de decidir cuál será la altura deseada, el doctor marca frente al espejo diferentes gestos de elevación, así el paciente puede decidir hasta dónde quiere subir la posición de cejas y ojos. No existe un parámetro estándar, analizamos cada caso de forma individualizada, pero sí que se considera el efecto V: la cabeza de la ceja (zona central) debe estar por debajo de la cola de la ceja (zona lateral). Esto es así tanto para mujeres como para hombres que deseen conseguir un aspecto más femenino.

El procedimiento quirúrgico para conseguir los cat eyes o foxy eyes dura entre una hora y media y dos horas, es una cirugía ambulatoria que realizamos en el propio quirófano de Clínica FEMM. Utilizamos anestesia local y un poquito de sedación para que el paciente esté más cómodo. Y elefecto conseguido dura prácticamente toda la vida, pues es muy difícil que la sutura se suelte.

¿Cómo puedes saber si esta cirugía es adecuada para ti? El Dr. Olivas-Menayo nos da las claves: esta cirugía favorece mucho a las personas que tienen lo que llamamos ‘mirada triste’, los ojos caídos en su parte exterior. También es recomendable buscar un grado de elevación que no resulte artificial en el rostro; así, conseguimos el efecto de expresión más abierta, descansada, alegre y, sobre todo, natural.

Hilos espiculados de PDO para lucir foxy eyes durante un año

Si tienes dudas sobre cómo te verías con estos cat eyes o foxy eyes, puedes probar el tratamiento médico estético que consiste en la inserción de hilos espiculados, normalmente de polidioxanona (PDO), un material completamente seguro y reabsorbible por el organismo (en este post te damos más detalles sobre estos hilos).

El Dr. José Señaris anestesia la zona del paciente antes de introducir los hilos espiculados

En este caso, puedes aprovechar la experiencia de nuestros médicos estéticos, el Dr. Ernesto Pérez Hernández y el Dr. José Señaris Romay. En este tratamiento, emplean hilos espiculados en lugar de los clásicos hilos monofilamento porque los resultados son mucho mejores: son hilos más fuertes, más gruesos, realmente producen un efecto de elevación de la piel y tienen capacidad para soportar hasta casi 5 kg de peso. Por eso, solo dos hilos por cada ojo son suficientes para lograr los foxy eyes, aunque el procedimiento se puede repetir o añadir algún hilo extra si el efecto conseguido no es el deseado.

El tratamiento se realiza en 20 minutos con anestesia local. Los resultados son inmediatos, como puedes ver en esta publicación de nuestro Instagram, aunque la mejoría completa se consigue al cabo de los dos meses y el efecto dura aproximadamente un año porque los hilos se reabsorben en unos 9 meses, pero el colágeno inducido dura unos 5 meses más.

Ninguna de las dos alternativas afecta al ojo; si no tienes enfermedades importantes o afecciones activas en la zona a tratar puedes optar tanto por la cirugía como por el tratamiento con hilos tensores. En cualquier caso, te recomendamos que consultes con nuestros profesionales cuál es la mejor opción para ti.

Pide cita en el 91 575 64 75, por WhatsApp o a través de nuestro formulario