FEMM Cirugía y Medicina Estética
Contacta con nosotros 91 575 64 75 FEMM

Velázquez, 22. 1º Dcha. Madrid

T. 91 575 64 75

info@femmcirugiaestetica.com

Contacta con nosotros 91 575 64 75 FEMM
Videoconferencia FEMM

/ / Reducción de pecho · Mamoplastia de reducción

< Volver

Reducción de pecho · Mamoplastia de reducción

Un pecho grande en exceso resulta incómodo físicamente y produce problemas psicológicos limitando a la paciente a la hora de hacer ejercicio o vestirse de determinada manera. En ocasiones el pecho es tan grande que crea dolor de espalda, cuello y hombros además de irritar la piel que queda debajo del mismo.

Con la intervención de reducción de pecho intentamos conseguir un pecho de tamaño proporcionado al tórax de la paciente, corregimos asimetrías si las hubiere y damos al pecho una forma adecuada. La paciente mejora en confort y de las molestias que el peso creaba sobre su espalda, hombros y cuello. También se encontrará con un pecho de un tamaño proporcionado al resto de su anatomía y de una forma más bonita con lo que se verá más estimulada para hacer ejercicio sin molestias.

Para reducir el tamaño de un pecho tendremos que realizar unas incisiones alrededor de la areola y desde ésta hacia el surco submamario. En determinadas ocasiones aunque no siempre, cuando el pecho es mayor, es preciso completar las cicatrices con una horizontal en el surco submamario.

Reducción de pecho · Cita Diagnóstica

En la primera consulta, recibirá información sobre la intervención, y el cirujano realizará la historia clínica. En las consultas previas a la intervención de reducción de pecho es necesaria la exploración mamaria, la medición de ciertos parámetros y del estado general de salud, y la realización de fotografías. En casos extremos podemos recomendarle una mamografía. Esta no solo descartará la pequeña posibilidad del cáncer de mama, sino que revelará la composición de la mama. Una vez que conozcamos cuanta grasa y cuanto tejido glandular contiene la mama, podremos elegir la técnica quirúrgica adecuada.

La exploración mamaria junto con la edad y los antecedentes servirán para solicitar otras pruebas complementarias (analíticas, electrocardiograma, ecografía, etc.) antes de la operación. Las mediciones ayudarán para decidir la técnica a emplear y las fotografías servirán para evaluar el resultado. Es importante que diga si padece alguna enfermedad importante; si es fumadora; si toma alguna medicación; o si es alérgica a algún medicamento o producto. Nuestro consejo es que debe preguntar todo aquello que dude. Es importante que comunique al cirujano cuáles son sus expectativas, para que éste pueda explicarle si pueden cumplirse o si hay limitaciones a las mismas.

El cirujano le explicará qué resultados pueden obtenerse y qué técnica quirúrgica es la más adecuada para una reducción de pecho. Le explicará las técnicas y el tipo de anestesia que se empleará, y donde se realizará la cirugía. Asimismo, en la consulta le informaremos sobre el coste de la intervención, la forma de pago y posibilidades de financiación.


AntesDespués
Fotos de antes y después de un caso clínico real

Reducción de pecho · Cirugía

El Preoperatorio

Como toda operación estética que precise cirugía, para una reducción de pecho es necesario un preoperatorio que el cirujano le indicará en consulta (analíticas –análisis de sangre y electrocardiograma-, cuidados especiales, así como la lectura y firma del Consentimiento Informado). Se le darán instrucciones acerca de la preparación para la cirugía y la actitud a seguir con la medicación que tome o que necesite.

Al ser la intervención con anestesia general, deberá cumplir con el ayuno prescrito de sólidos y líquidos durante las 6 horas anteriores a la intervención. Es importante que cuente con algún familiar o acompañante que pueda llevarla a casa cuando se le dé el alta, y que, en caso necesario, pueda ayudarle y cuidarle durante el postoperatorio.

Las fumadoras deben dejar de fumar durante un mínimo de una o dos semanas previas a la cirugía y durante la recuperación, ya que fumar disminuye la circulación e interfiere con la cicatrización. Para el éxito del tratamiento es esencial que siga nuestras instrucciones. 

La Operación

Actualmente realizamos la operación de reducción de pecho en el Hospital de Madrid Nisa Pardo de Aravaca, bajo anestesia general. Es fundamental realizar una reducción de pecho en un centro hospitalario que cuente con todas las medidas de seguridad, como disponer de una unidad de cuidados intensivos y siempre bajo el estricto control por el anestesista en el quirófano. Una vez dormida la paciente a la que se realizará la cirugía de reducción de pecho, se esteriliza el campo quirúrgico y se procede a la operación.

Su cirujano le informará de qué medidas habituales y extraordinarias tiene en cuenta por su seguridad durante la intervención de reducción de pecho, así como durante el postoperatorio a medio y largo plazo. El cirujano elegirá el producto y los medios técnicos y humanos que considere mejor para sus pacientes. La cirugía para la reducción de pecho se realiza generalmente como paciente ambulatorio, pero en casos extremos, o en aquellos con condicionantes médicos o sociales especiales, con una estancia de un día en el hospital. La cirugía suele durar sobre una hora y media. Sin embargo en casos especiales puede durar más.

El Postoperatorio

Tras la operación de reducción de pecho sentirá algunas molestias unos días tras la cirugía. Sin embargo las molestias pueden ser controladas con medicación. En cualquier caso debe ser acompañado por un adulto responsable durante un día o dos, que le pueda ayudar en lo que necesite. Estará hinchada algún tiempo. Para ayudar a reducir la inflamación llevará una prenda elástica durante algún tiempo. Aunque la mayor parte de la inflamación desaparecerá en unas pocas semanas, puede tardar tres meses o más, hasta que el resultado final de la cirugía sea aparente. Mientras tanto, es importante volver a la normalidad.

Debe recuperarse progresivamente y volver a su actividad habitual cuando se sienta bien -que podría ser en uno a dos días tras la cirugía-. Si hay suturas, éstas se retiran en una o dos semanas tras el procedimiento. Le aconsejaremos que limite su actividad física al principio, evitando ejercicios pesados o movimientos bruscos durante tres semanas. En general, pasará aproximadamente un mes antes de que pueda volver a su actividad física normal. Debe evitar la exposición de la cicatrices al sol al menos durante seis meses. La luz del sol puede provocar cambios permanentes de pigmentación en la piel, provocando el oscurecimiento de las cicatrices. Si la exposición al sol es imperativa, use protectores solares. Los resultados del procedimiento son significativos y permanentes. Si sus expectativas son realistas, los cambios serán buenos y estará satisfecha con su nuevo aspecto.

Revisiones

Las revisiones siguientes se realizan en la consulta FEMM Cirugía y Medicina Estética, donde se revisará el estado de la cicatriz derivada de la cirugía de reducción de pecho y se darán distintas recomendaciones para que la paciente se incorpore lo antes posible a su vida habitual. Como garantía de calidad, en FEMM Cirugía y Medicina Estética nos comprometemos a realizar, como mínimo, seis revisiones post-quirúrgicas en el primer año posterior a la operación.

Reducción de pecho · Riesgos

Cuando se realiza la cirugía de reducción de pecho por un cirujano plástico cualificado, las complicaciones son infrecuentes y generalmente menores. De cualquier manera, como en cualquier cirugía, siempre hay ciertos riesgos. En el caso de la cirugía de reducción de pecho incluyen infección, lesiones cutáneas, sangrado excesivo, y aparición de seromas.

El procedimiento puede provocar cicatrices visibles, cambios de pigmento en el área de la mama, o mamas y pezones ligeramente asimétricos. Si la asimetría es evidente, puede ser necesario un segundo tiempo para retirar tejido adicional. Los efectos secundarios temporales de la reducción de pecho incluyen disminución de la sensibilidad cutánea en la mama, que puede tardar hasta un año en recuperarse. 

Reducción de pecho · Garantía FEMM

Las operaciones de reducción de pecho son realizadas en FEMM Cirugía y Medicina Estética por sus dos cirujanos directores: los doctores Carlos Gullón Cabrero y Ramón Calderón Nájera, ambos miembros de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). El objetivo de estos cualificados profesionales es atender cada necesidad estética de forma personalizada y dar confianza y seguridad a sus pacientes, utilizando desde las técnicas menos invasivas a las operaciones de cirugía estética más sofisticadas.

En sus intervenciones han alcanzado una altísima reputación profesional, siempre en la búsqueda de mejorar la silueta y los contornos de nuestro cuerpo, haciéndonos experimentar realmente una mejoría física y sintiéndonos mucho mejor; haciendo que seamos más felices. Porque en FEMM Cirugía y Medicina Estética realizamos éstas y otras operaciones de la manera más profesional, avanzada y segura.

Seguridad Social/Seguros Médicos

La operación de reducción de pecho con fines estéticos no está cubierta por la Seguridad Social ni por las compañías de seguros médicos privados, excepto en casos en los que haya malformación o enfermedad asociada. En los restantes casos se considera cirugía estética, y ha de realizarse de forma privada.

Precios y Financiación

Consulte con nuestro equipo los precios de nuestras diferentes cirugías de reducción de pecho, así como las posibilidades de financiación.

Reducción de pecho · Casos clínicos

Para completar esta información acerca del proceso y de los posibles resultados de una intervención de reducción de pecho le mostramos a continuación una selección de casos clínicos reales realizados por el equipo de FEMM Cirugía y Medicina Estética.

Compartir:

© FEMM Cirugía y Medicina Estética – Registro Sanitario: CS-9538

© PREMIUM MEDICAL S.L. C.I.F.: B-85434447 - Calle Velázquez 22-1º dcha. 28001 Madrid

www.femmcirugiaestetica.com91 575 64 75 - info@femmcirugiaestetica.com - Diseño web: Toma10


PRIVACIDAD | AVISO LEGAL | MAPA WEB | CONTACTO